%html%
Shopping Cart
Blog
0
 La taquilla es en casa – el Covid-19 no discrimina

 La taquilla es en casa – el Covid-19 no discrimina

Programa de TV: Contrapunto (SERTV Panamá)

Programa completo en el link de Youtube youtu.be/b_J8Q4F87q0

En el Programa de TV, conducido por José María Torrijos Legazpi, me permití plantear tres conceptos fundamentales en este momento de Infomedia en medio de la Pandemia:

  • Ética – Valor #1
  • Responsabilidad – Individual y Social
  • Solidaridad – Pandemia social

Tenemos que considerar lo mismo hace 40 días que ahora: partimos de una situación nueva para todos, incluidos los médicos y el personal de salud. Contamos con pocos precedentes, pero hay países que ya han ganado algo de experiencia y debemos aprender de ellos. No hay otro camino.

Probablemente por eso se generó la #Infomedia y con ella un estado de histeria, miedo, pánico, que se ha ido suavizando pero que lamentablemente nos ha demostrado nuestra falta de ética y de responsabilidad social a todos los niveles.

Parece que nos resulta más fácil creer en las noticias falsas que las propias personas, no solo eso, además nos damos el lujo de discriminar como sociedad a los únicos que pueden hacer algo por nosotros.

El virus no discrimina y si los sistemas de salud llegaran a colapsar como está pasando en países de Europa, generaría una crisis mayor de la que tenemos.  Hemos logrado controlarlo, pero nunca será suficiente para evitar que colapse si no somos conscientes de que la vida cambió para siempre, o al menos hasta que nos den la noticia “verdadera” de que han descubierto la vacuna.

Los medios de comunicación:

Dos temas importantes – Información y Vigilancia por parte de los medios.

  1. El ciudadano necesita de la credibilidad y de los mensajes de los medios para sentir tranquilidad. Deben contribuir exponencialmente a evitar el miedo, y no generar pánico.
  2. Deben empoderarse de la información. La responsabilidad de proporcionar los mensajes puede ser de las autoridades, pero la responsabilidad de transmitirla es de las corporaciones mediáticas, sin dejarse ganar de las redes sociales. ¡Grande el desafío!
  3. La vigilancia de los periodistas para evitar el peor error que se puede cometer en cualquier estrategia de comunicación – mentir o no decir toda la verdad.

Manejo de las autoridades:

  • Los protocolos de salud y las estrategias están diseñadas…
  • Hubo reacción a tiempo, y hasta este momento se ha llevado una estrategia de comunicación de librito. Eso va a ir evolucionando, el libro se vuelve más pequeño a medida que la crisis se acentúa dije en el programa.  Ya lo estamos viendo: las ruedas de prensa que empezaron muy bien ya se han desvirtuado, han perdido la forma y el fondo y es porque la comunicación no puede estar sujeta a un patrón de circunstancias, es una ciencia cuyas herramientas requieren de evaluación y mantenimiento permanente.
  • En comunicación, decimos que una crisis no termina. La crisis evoluciona y se transforma generalmente para generar otra crisis e ir dejando sin relevancia la anterior a medida que avanza. Empezamos solamente en Salud y ya vamos por todos los sectores. Es lo normal.

Hay Tres temas clave aquí:

  1. Los mensajes de prevención en salud y la estrategia de salud que continua.
  2. El manejo de los casos, de la enfermedad y la atención por parte de salud pública
  3. La seguridad de la ciudadanía (física, emocional y necesidades básicas) – y aquí entra el tema económico y social.

El tercer punto genera la crisis mayor y la más complicada porque tenemos que leer al ser humano, su comportamiento y su cultura en el entorno en que se desenvuelve. Aunque la salud somos conscientes es lo más importante, pensamos en ello cuando llega la enfermedad, pero mientras tanto nos ocupa nuestra economía y nuestra supervivencia, y también es normal.

Los mensajes y la evolución del Covid-19 en materia de salud han llegado y siguen llegando para cumplir su función. En la parte económica hay una confusión muy grande que el Gobierno tiene que resolver en paralelo. Esa es sin duda la crisis que está generando el virus y la económica será más grave en percepción que la de salud. Bien dicen que el órgano más sensible del cuerpo humano es el bolsillo, y con el estómago vacío se incrementa el nivel de sensibilidad.

En cuanto a ataques políticos y las redes sociales, parece que la taquilla se ha disparado. Hay gente que ha decidido vender entradas a sus propios circos políticos y dramas de ataques sin fundamento. No saben el daño que hacen al país.

¿Qué redes sociales debemos utilizar?

Esas plataformas de opinión en las que cada uno dice lo que se le ocurre y la mayoría sin pensarlo dos veces, pienso que se utilizan para #taquillar. Solo han contribuido a expandir la #infodemia, generando una guerra psicológica que afecta nuestra salud mental más de lo que nos imaginamos.

Debemos darle la vuelta y convertir esto en un #InfodemiaÉtica… publicar aquellos mensajes que aportan y que son relevantes para atender a las circunstancias.

Defiendo a los medios de comunicación, entiendo el papel que juegan en un momento como este y la parte que tal vez no entendemos, es que su manera comedida y bastante tolerante de actuación noticiosa en estos momentos ha evitado que se nos someta a un estado de sitio, sin libertad de expresión.

No defiendo a la comunicación del Estado porque no ha hecho su trabajo, y pretende además que los medios trabajen para hacerlo transmitiendo una rueda de prensa diaria que ha perdido no solo el Norte, sino los 4 puntos cardinales. Los medios no son mensajeros, y tienen su propia agenda. Hay que negociar los contenidos y trabajarlos en alianza (#ODS17) para lograr el mejor resultado por el bien común y para la sociedad.

 

 

 

Your Comment
Your email address will not be published