%html%
Shopping Cart
Blog
0
Foro Transparencia para Competitividad APEDE

Foro Transparencia para Competitividad APEDE

Foro Apede – Transparencia para la Competitividad

Por: Raquel Robleda – Directora Loop Xperts

Es inevitable mencionar en un foro de transparencia para la competitividad, uno de los principales fenómenos que nos impide ser competitivos. Y no se trata de algo reciente si recordamos que el ex-presidente de Colombia, Julio Cesar Turbay Ayala quién gobernó entre 1978 y 1982 dijo “tenemos que reducir la corrupción a sus justas dimensiones”. Esta frase es considerada uno de los más grandes errores de comunicación que existen, y recientemente otros presidentes latinoamericanos han cometido errores parecidos al no articular sus mensajes de forma correcta.

Todo un escándalo y muy poco ético, pero que no dista mucho del pensamiento escandaloso de muchos. El Dr. Bernardo Kliksberg, padre de la Gerencia Social nos habla permanentemente de escándalos éticos y señala la pobreza y la desigualdad como dos de estos escándalos, y por supuesto que la corrupción es un altísimo generador de pobreza y desigualdad.

Algunos datos escandalosos son los 800 millones de personas que ganan menos de 1.25 dólares y viven en pobreza extrema – carecen de alimentos, sanidad y agua potable /los 3mil millones viven en pobreza – quiere decir que no consiguen cubrir sus necesidades básicas / mil millones son niños y uno de cada 3 de esos niños viven en América Latina. Según Oxfam internacional, 7 de cada 10 personas viven en países donde la desigualdad aumentó en los últimos 30 años, y Panamá aparece como el segundo país más desigual de América Latina según el BID.

Cuando escucho estos datos, me pregunto ¿dónde empieza y dónde termina la ética? La ética es el corazón de la responsabilidad social, la cual tiene que ser una estrategia compartida de Gobierno, empresa y sociedad.

Los ODS nos llaman a hacer alianzas y establecer reglas claras de Gobierno Corporativo, un tema que no es exclusivo de las empresas; esas figuritas de colores llamativos con las que todos queremos tener fotos, nos llaman a combatir la desigualdad, fortaleciendo la educación, la salud, la seguridad. Los ODS son la guía para implementar una estrategia de país que nos lleve a ser más competitivos, a mejorar la calidad de vida de las personas y a proteger nuestra casa común – tal como se refiere a nuestro planeta el Papa Francisco en su Laudato Si, en donde nos propone establecer diálogo sobre el medio ambiente en la política internacional que responda a las necesidades y a las expectativas y alentar también el diálogo hacia las políticas nacionales y locales. Propone también incorporar la responsabilidad ambiental y social a la hora de evaluar y analizar la actuación de las empresas y en particular el impacto ambiental de cada nuevo proyecto.

El reto más grande que tenemos es distribuir la riqueza, y el desafío es cómo utilizar la tecnología como una oportunidad. Cómo generamos valor sostenible en las empresas, cómo enfrentamos las transformaciones que nos vienen con la evolución de la tecnología que está supuesta a sustituir muchos puestos de trabajo como los conocemos hoy en día y cómo entrenar al talento humano y crear cultura para construir reputación. De todo esto se trata la competitividad.

 

 

Your Comment
Your email address will not be published